<

Testimonios

Julio Saguier: Por una prensa libre e independiente

Julio Saguier: Por una prensa libre e independiente

Adolfo Brennan: Una apuesta innovadora por el bien común de la región

Testimonio Adolfo Brennan – una apuesta innovadora por el bien común de la región

Jeremy Leggett es un emprendedor Británico en energía verde

Conocí a Stephan Schmidheiny en 1990, hace casi un cuarto de siglo. Eso fue dos años antes de que el gobierno italiano prohibiera el asbesto, pero catorce años después de que él comenzara a trabajar en un programa para desarrollar productos libres de asbesto en las fábricas donde era accionista, nueve años después de que anunciara su salida del procesamiento del asbesto, y seis años después del punto en que la mayoría de sus productos eran libres de asbestos. Lo conocí entonces, como ahora, como un pionero – muy por delante de casi cualquier otro, incluyendo a las autoridades italianas – alertando al mundo sobre los horrorosos peligros que se iban descubriendo asociados al uso del asbesto.

Su dolorosa experiencia en el descubrimiento del terrible aspecto de los productos del negocio que heredó de su familia, le hizo preocuparse por muchos otros químicos y procesos industriales. Por ello fundó el World Business Council for Sustainable Development  (Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible). Esa fue una de las principales razones por las que estableció una fundación filantrópica que ha invertido enormes cantidades de dinero para el desarrollo sostenible en América Latina, más que la mayoría de los gobiernos combinados.

Lo vi trabajar en todo esto, desde 1990 en adelante. Pude ver cuán genuino era, y es. A lo largo de los años 90, fui testigo de su lucha por cambiar la mentalidad del mundo industrializado: de su persuasión a las corporaciones para que copiaran el retiro de los mortales contaminantes como él había hecho en el caso del asbesto. Vi cómo financió proyecto tras proyecto para mejorar y salvar la vida de muchos. Por ejemplo, él fue el primer gran financista de SolarAid, una organización de beneficencia de mi creación. SolarAid hoy en día está mejorando la vida de millones en África, reemplazando otro producto funesto, el kerosén, con luces solares. Esto es tan solo un pequeño ejemplo de lo que ha hecho. Yo soy solo uno de los muchos hombres de negocios que realiza campañas a quien ha inspirado y apoyado financieramente.

Nada de esto pretende quitarle peso a la infernal tragedia que ha sido el caso del asbesto, y la pesadilla de las pobres familias que están demandando en Italia. Pero les pregunto, ¿acaso el Stephan Schmidheiny que conozco y describo suena como alguien que haya cometido voluntariamente asesinatos a escala masiva, como manifestó el juez que presidía el juicio aun antes de comenzar el procedimiento  y que se presentara la primera evidencia? No. Al contrario. Él ha trabajado más que nadie para advertirle al mundo de los peligros del asbesto, y retirar sus propios intereses comerciales.

Jimmy Legget es británico, emprendedor de la energía verde, escritor y activista, fundador el Solarcentury, la empresa de energía eléctrica solar más grande del Reino Unido, fundador y director principal de SolarAid , y Director del Carbon Tracker Initiative.

 

 

Testimonio Roberto Abujder

El programa para el desarrollo de productos libres de asbesto fue sin duda un verdadero reto profesional e intelectual, pero ¡lo hicimos!

Las medidas para la protección de la salud y seguridad de los trabajadores fue implementada y cumplida al pie de la letra, me siento muy satisfecho de haber trabajado para este Grupo por 26 años.

 

Testimonio de Julio Moura

En mi trayectoria como miembro de Juntas Directivas de Organizaciones No Gubernamentales y como Gerente General de empresas del sector privado; así como de asociaciones empresariales regionales y globales, conocí a un líder que destacaba por su compromiso incondicional y sincero con el bienestar de las personas y la sostenibilidad del planeta: Stephan Schmidheiny.

Para él, nuestras acciones e impactos sobre el planeta y las personas debían ser positivos, y de manera transparente debíamos dar cuenta de ellos. El mejoramiento de la calidad de vida de las personas y la sostenibilidad del planeta eran principios no negociables.

Stephan siempre tuvo claro que la actividad empresarial tiene un propósito más elevado: el de ser un agente positivo de cambio para la transformación social y ambiental. Y puso en práctica estos principios en organizaciones que fundó, como, entre otras, el Consejo Mundial Empresarial para el Desarrollo Sostenible, la Fundación Avina y en todas sus empresas. Siempre fue consistente entre lo que creía y lo que hacía.

Le estoy agradecido a Stephan por liderar con su ejemplo y por inspirar a tantos líderes en el mundo.

Julio Moura, Ex CEO de GrupoNueva

Mensaje de Mauricio Cárdenas, Ministro de Economía de Colombia, durante el 30 aniversario de FUNDES en Medellín.

Opinión sobre Stephan Schmidheiny

Texto de Gerardo Ourracariet

Hola Stephan:

Soy Gerardo Ourracariet, ex Gerente General de Amanco Argentina (hasta  2007) y aliado de Avina (desde 1997 y con quienes aún sigo en contacto). Espero que te acuerdes de mí.

Cada tanto nos reunimos con Carlos March y Pedro Tarak, y suelen aparecer viejos y muy gratos recuerdos.

Este mail es para felicitarte por la página nueva y para darte fuerzas en esta instancia del juicio. Yo que trabajé en tus empresas, puedo dar fe de primera mano y con mi propia experiencia del día a día, que has actuado siempre pensando en la gente, a veces inclusive sacrificando oportunidades de negocio.

Te mando un abrazo,

Gerardo

Pedro Tarak: Stephan Schmidheiny en Latinoamérica, una visión en marcha

Pedro Tarak: Stephan Schmidheiny en Latinoamérica, una visión en marcha

Stanley Motta: el legado de Stephan Schmidheiny en Latinoamérica

Stanley Motta: el legado de Stephan Schmidheiny en Latinoamérica

Stephan Schmidheiny: icono latinoamericano

Stephan Schmidheiny: icono latinoamericano

Un aporte de Stephan a Paraguay

Entre las muchas cosas que Stephan logró en Paraguay, además de Avina, nunca olvidaré cuando vino a visitarme a la Municipalidad de Asunción. Le mencioné, a propósito de su libro Eco Eficiencia, que en el arroyo Mburicaó sufríamos la contaminación de los frigoríficos que vertían sangre al cauce.

Recordaba que Ubaldo Scavone siempre decía que se podía convertir la sangre en hemoglobina y exportarla. Ahí nomás fuimos esa mañana con Stephan y Raul Gauto al arroyo, vimos el desastre ecológico, y nació la idea de montar una fábrica Lican.

Raúl luego atrajo tecnología y capital chileno, fundó Lican S.A., y hoy la Fundación Bertoni recoge 13 millones de litros de sangre al año y gana unos US$ 300.000 dólares al año para solventar la Reserva del Mbaracayú. Gracias a la generosidad y visión de Stephan hoy un proyecto ecológico solventa otro proyecto ecológico. Pocos pueden replicar esto.

Martin Burt, Director Ejecutivo-Fundación Paraguaya & Executive Director-Teach A Man To Fish

Muy útil realmente contar con esta verdad, ¡gracias!, y complementando lo que comenta Martín, desde que iniciaron esta fantástica idea, hasta el día de hoy, se han procesado unos 90 millones de litros de sangre, lo que equivale a evitar la contaminación de 198.000.000.000 (ciento noventa y ocho mil millones) de litros de agua (un litro de sangre contamina 2200 litros de agua según unos estudios que se hicieron en ese momento). Mucha de esa contaminación iba a parar a nuestro emblemático lago Ypacarai, es decir, ¡estamos hablando de un impacto extraordinario!

Yan Speranza, Presidente de la Fundación Moisés Bertoni

No es justo, ni correcto, juzgar y criticar con ligereza y con tanta desinformación

Teniendo una trayectoria intachable como filántropo, y empresario comprometido con el desarrollo en América Latina, me parece crucial que las personas que lo critican o juzgan, se tomen al menos la molestia de informarse y formarse una opinión seria de esta persona, que ha aportado una enorme cantidad de recursos, proyectos e iniciativas muy valiosas para el continente.

No es justo, ni correcto, juzgar y criticar con ligereza y con tanta desinformación.

Mediante Familia ViVA y el Centro de Intercambio de Conocimientos hemos recibido en Fundación Acción Joven en Horizonte Positivo y en varios proyectos en los cuales trabajo a nivel personal en tema de desarrollo social, un apoyo enorme y permanente y gracias también a Don Roberto Artavia Loría muchas iniciativas e ideas se han concretado y han crecido, y esto ha sido derivado de aportes e instituciones fundadas por Don Stephan.

En fin, insisto, es importante informarse antes de emitir juicios y esta persona merece que al menos se conozcan los detalles relevante del caso y de su trayectoria.

José Aguilar Berrocal, Fundación Acción Joven

Su compromiso con América Latina ha sido tan pionero como transformador

Stephan Schmidheiny es un hombre necesario. Su compromiso con América Latina ha sido tan pionero como transformador. Aquella máxima suya: “los negocios no pueden prosperar en sociedades que fracasan”, ¿cómo olvidarla? Le conocí personalmente en 2000 cuando recibió un reconocimiento de Universidad de Yale, donde tuve la oportunidad de estudiar gracias a su apoyo. Me cambió la vida. Siempre estuvo dispuesto a apoyar a latinoamericanos trabajando en temas de sociedad y sustentabilidad. Confío que los inmerecidos ataques de los que ha sido objeto no podrán empequeñecer su legado en el mediano y largo plazo. Por ahora, me alegro que hayan creado este espacio.

Mónica Araya, Fundadora y Directora de Costa Rica Limpia

Declaración Pública

Una carta de apoyo a Stephan Schmidheiny ha sido firmada en 2012 por cientos de líderes en Latinoamérica y el resto del mundo, en respaldo a su trayectoria y legado como visionario y líder del movimiento global por la sostenibilidad.

En febrero pasado un tribunal de Turín condenó en primera instancia al Dr. Stephan Schmidheiny por “…la omisión intencional de medidas de seguridad y salud y por intencionalmente provocar un desastre ambiental”. Aunque confiamos en que las cortes superiores verán más allá de lo que aparenta haber sido un juicio político viciado en sus procedimientos, y a la luz del impacto y contribuciones de Stephan Schmidheiny al movimiento mundial de sostenibilidad, nos ha parecido indispensable dejar clara nuestra posición al respecto y nuestro aprecio por su importante legado a las sociedades latinoamericana y mundial.

Reconocemos en Stephan Schmidheiny a un líder visionario y empresario ético que estuvo dispuesto a arriesgar y sacrificar la herencia de su familia para eliminar el asbesto de los procesos productivos de sus empresas, esfuerzo que culminó en 1986, mucho antes de que hubiera una legislación al respecto en Italia, sede del caso en su contra, en Europa, o en América Latina.

Tan singular e influyente fue su causa que, como señal de reconocimiento a su pensamiento de vanguardia, fue designado respectivamente por la OECD y por las Naciones Unidas como comisionado del sector industrial y co-Presidente de la Cumbre de la Tierra en Rio de Janeiro, 1992. La esencia de su mensaje fue que los empresarios debían asumir como propia la responsabilidad de lograr un cambio de rumbo hacia un desarrollo más sustentable y equitativo.

Autor en la década de los 80s de seminales artículos y libros relacionados con las causas de eco-eficiencia y desarrollo sostenible, el Dr. Schmidheiny decidió entonces caminar por la senda que él mismo había trazado para convertirse en el Fundador y primer Presidente del Consejo Mundial Empresarial para el Desarrollo Sostenible (WBCSD, por sus siglas en inglés) y casi simultáneamente en creador de la Fundación Avina, la herramienta mediante la cual ha desplegado una vocación filantrópica única en América Latina, beneficiando con su visión estratégica, apoyo financiero y articulación de alianzas a miles de líderes de los movimientos sociales y ambientales de la región.

Convencido de que la sostenibilidad es un concepto central del desarrollo, en el año 2003 fundó Viva Trust, una organización a la que donó todo su patrimonio productivo en la región –Grupo Nueva, y sus acciones en Amanco, Plycem y Masisa- para que, mediante el flujo de dividendos resultante de sus estrategias y operaciones, el movimiento latinoamericano por la sostenibilidad y en particular la Fundación Avina tuvieran una fuente permanente de recursos para realizar su trabajo de promoción y apoyo a innovaciones y acciones al servicio del bien común y la sostenibilidad en América Latina.

Aparte del WBCSD, la Fundación Avina y Viva Trust, el Dr. Schmidheiny ha sido una importante fuente de recursos y apoyo estratégico para organizaciones clave del desarrollo sostenible mundial como son ASHOKA; Endeavor; el World Resources Institute, INCAE Business School y su Centro Latinoamericano para la Competitividad y el Desarrollo Sostenible; FUNDES; y la Alianza Global por la Sostenibilidad, un proyecto conjunto de los institutos tecnológicos de Massachussets y Zurich y de las universidades de Chalmers (Suecia) y Tokyo; entre muchos otros proyectos de alcance global.

Los miles de líderes y las redes que entre ellos se han articulado con el apoyo del Dr. Schmidheiny y sus organizaciones han sido responsables por el despliegue de algunas de las más novedosas iniciativas ambientales y sociales de actualidad como son el emprendedurismo social, el movimiento de responsabilidad social empresarial, los negocios inclusivos, las ciudades sustentables, el reciclaje organizado, el manejo responsable del agua y la protección de la Amazonía y el Chaco, entre muchas otras de gran importancia e impacto nacional y regional.

En reconocimiento de todo lo anterior y frente a la amplia desinformación publicada como consecuencia del juicio de Turín, queremos dejar constancia de nuestro reconocimiento y respeto por el Dr. Stephan Schmidheiny como empresario ético, visionario y líder de vocación humanista y alta responsabilidad planetaria.

Firmamos este documento en apoyo a su persona y a las causas que ha impulsado con su trabajo y ejemplo; y con el propósito de otorgarle toda la honra y reconocimiento que merece en la historia del movimiento global y regional por la sostenibilidad.

DESCARGUE AQUÍ LA LISTA COMPLETA DE FIRMANTES

Testimonio Danilo Siekavizza

Opinión sobre Stephan Schmidheiny

Testimonio Xavier Argüello

Testimonio Xavier Argüello

cerrar

Cronología